El presente sitio web y otros vinculados de Unión Fenosa Gas utilizan cookies, propias y de terceros, para mejorar nuestros servicios y su experiencia como usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Nuestra historia

Pioneros en el mercado del gas


UFG nace en 1998 como filial gasista de la compañía eléctrica Unión Fenosa.

El gas natural estaba llamado a incrementar su participación en los balances energéticos de todos los países europeos y todas las estimaciones hacían prever un fuerte aumento del consumo de este combustible. El gas estaba llamado a tener un protagonismo indiscutible en el modelo energético de las décadas siguientes.

En España, estaba prevista que la nueva generación de electricidad se desarrollaría en su mayor parte mediante la construcción de centrales de gas de ciclo combinado. El abastecimiento de estas centrales haría crecer de forma muy elevada el consumo de gas en nuestro país y haría más firme la interrelación entre los sectores del gas y de la electricidad, siendo además la participación “aguas arriba” en el negocio del gas un aspecto clave de éxito.

UFG apostó, desde sus inicios, por una participación activa en todas las fases de la cadena de valor del gas, para asegurar un mayor control de los procesos y alcanzar una mayor flexibilidad. Al estar presente en toda la cadena del negocio del gas, podría abastecer en condiciones ventajosas las nuevas centrales de generación eléctrica, comercializar gas tanto en el mercado español como en los mercados internacionales, y aprovechar los nuevos proyectos de ciclo combinado en todo el mundo.

El contrato formalizado en julio de 2000 con la Egyptian General Petroleum Corporation (EGPC), ratificado por el Consejo de Ministros del Gobierno Egipcio y con una duración de 25 años, fue una de las operaciones más trascendentes para el futuro de la compañía.

El proyecto de gas de UFG en Egipto incluía la construcción de una planta de licuefacción en Egipto, el transporte marítimo de GNL y la construcción de plantas de regasificación así como de los gasoductos de unión de las plantas de regasificación con los ciclos combinados y con la red nacional de gas.

La liberalización del mercado del gas en España abriría nuevas oportunidades para el crecimiento de UFG, tanto en el área de los aprovisionamientos, ya que podría obtener una participación en el gas procedente de Argelia por gasoducto, como en el mercado de comercialización y distribución. En octubre de 2001 se celebró la subasta para abrir a nuevos operadores el contrato de gas proveniente de Argelia por gasoducto. UFG obtuvo 0,84 bcm hasta el 31 de diciembre de 2003. Esta cantidad representaba el 20% del gas total subastado y a un precio competitivo lo que situó a la compañía en una posición de ventaja dentro del mercado industrial a corto plazo. Disponer de este gas permitió iniciar la actividad comercializadora al mercado industrial.

En 2002 formalizó con el Gobierno del Sultanato de Omán una amplia alianza de colaboración en materia de gas. Dentro de ese acuerdo, UFG firmó un contrato de suministro a corto plazo con la empresa OMAN LNG por un total de 1,8 bcm de GNL para los años 2004 y 2005., Uno de los aspectos más relevantes de los acuerdos formalizados con el Gobierno del Sultanato de Omán es la construcción de un tercer tren de licuefacción en la zona portuaria de Qalhat de la ciudad de Sur, en Omán, que producirá 4,4 bcm anuales de GNL, de los que UFG dispondría para su comercialización 2,2 bcm anuales durante 20 años, a partir de 2006. El acuerdo se extendería también a la participación conjunta en otras infraestructuras gasistas en España.

Se suma en este mismo año el inicio de la construcción de una planta de licuefacción en el puerto de Damietta (Egipto), cuyo primer tren estaba previsto que entrara en operación a finales de 2004.

Para las actividades de Logística, UFG contrató en régimen de “time charter” y por un período de 25 años, dos buques metaneros con una capacidad unitaria de carga en torno a 140.000 m3, que permitiría transportar aproximadamente 4,0 bcm anuales de GNL.

En diciembre se firmó una alianza estratégica con la compañía italiana ENI, SpA. La incorporación de este socio daría solidez financiera al proyecto de gas, impulsaría su capacidad competitiva y reforzaría su posicionamiento en los mercados internacionales. El acuerdo contempló la entrada en el capital de la compañía con un 50% de participación y se instrumentó mediante una ampliación de capital por valor de 440 millones de euros, suscrita en su totalidad por la empresa italiana. En el mes de junio de 2003 se cerró la operación, tras recibir las correspondientes autorizaciones de la Comisión Europea y el Gobierno Español. Esta alianza estratégica aseguraría la consecución de importantes ventajas competitivas y sinergias en términos de organización y de gestión financiera. Por otro lado, posibilitaría el desarrollo de mejoras operativas a lo largo de las distintas fases de la cadena y amplía la posición competitiva en la comercialización nacional e internacional.

Igualmente, participó en el desarrollo de dos plantas de regasificación situadas en España, en Sagunto (Valencia) y en Mugardos (Galicia), que entraron en operación en 2006 y 2007, respectivamente. Como complemento de estos proyectos de regasificación, UFG suscribió con Enagas un acuerdo a largo plazo para la regasificación y el transporte de GNL (Gas Natural Licuado). En 2008 con la adquisición de Unión Fenosa por Gas Natural, la nueva compañía resultante, Gas Natural Fenosa, pasó a tener la mitad del capital social de UFG, quedando el capital social de la compañía repartido al 50% entre Gas Natural Fenosa y Eni SpA.